Alma herida

Actualizado: ago 25

Somos capaces de dar, aquello que tenemos, si tu alma tiene heridas que no han sanado, lo reflejarás en tus relaciones personales, en la forma en que interactúas con tus compañeros de trabajo, afectando cada aspecto de tu vida, Una persona que no ha sanado sus heridas, se torna agresiva, hiriente, lanza su enojo y frustración a quienes le rodean. Así por una lado realiza tu procesos de limpieza y sanación para que mejores tus relaciones interpersonales y vivas una vida plena de bienestar. También, la próxima vez que te encuentres con una persona que vuelca sobre ti su malestar, recuerda que es un alma que necesita curarse, no te lo tomes personal, y si esta en tus manos, encamínale hacia su propio proceso de sanación.